Matan a ocho personas e incendian comercios en el norte de México

Matan a ocho personas e incendian comercios en el norte de México

Ciudad Juárez, una de las principales localidades mexicanas fronterizas con Estados Unidos, fue escenario anoche de una serie de hechos violentos que dejaron al menos ocho muertos, incluido un locutor de radio, y comercios incendiados, informaron autoridades y testigos.

En un primer episodio, dos presos murieron y cuatro más resultaron heridos en un motín en una prisión de la ciudad, señaló en un comunicado la fiscalía del estado de Chihuahua, al que pertenece Ciudad Juárez.

Medios locales atribuyeron la revuelta carcelaria y los atentados al cártel de Sinaloa, del otrora capo de las drogas Joaquín «Chapo» Guzmán, quien purga una condena a cadena perpetua en Estados Unidos.

Posteriormente, en un ataque contra una tienda de artículos comestibles, fueron asesinadas dos mujeres y otra persona resultó herida. La tienda y otros dos locales más fueron además incendiados.

Por la noche, pistoleros asesinaron a cuatro personas, entre ellas un locutor de una radiodifusora local, que realizaban actividades promocionales frente a una pizzería.

Empleados del medio que acudieron al lugar identificaron al presentador, a un directivo y dos empleados de la emisora, observó una cronista de la agencia AFP en el lugar.

«Lamento profundamente la pérdida de vidas humanas en este evento tan atroz contra Ciudad Juárez», señaló en Twitter la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, indicando que autoridades federales y estatales desplegaron un operativo en esta ciudad de 1,5 millones de habitantes para restablecer el orden.

Los atentados en Ciudad Juárez ocurrieron dos días después de una escalada violenta en los estados Jalisco (oeste) y Guanajuato (centro), atribuida por el gobierno al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos del país.

Esos hechos dejaron un presunto delincuente muerto, 16 detenidos, así como 25 comercios quemados y varios vehículos también reducidos a cenizas.

Algunos de los ataques ocurrieron en la periferia de Guadalajara, capital de Jalisco y segunda ciudad en importancia de México.

La violencia se desató luego de que militares irrumpieron en una reunión entre presuntos capos del CJNG, según el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien la oposición atribuye una actitud pasiva frente a los narcos.

Tras la escalada de este jueves, varios sectores de Ciudad Juárez lucían desiertos, algunas universidades suspendieron las clases del viernes y el gremio empresarial de Chihuahua exigió al gobierno actuar con contundencia contra el crimen organizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: