El huracán Fiona llegó a República Dominicana, tras producir apagones y destrozos en Puerto Rico

El huracán Fiona llegó a República Dominicana, tras producir apagones y destrozos en Puerto Rico

Lluvias, fuertes vientos y cerca de 800 desplazados por inundaciones y daños en las viviendas causó hoy el huracán Fiona en República Dominicana, informaron las autoridades, luego de que provocara daños devastadores en Puerto Rico.

Desde la madrugada del lunes, las precipitaciones y los vientos obligaron a movilizar a «áreas seguras» a 789 personas, 519 de ellas a albergues estatales, dijo el mayor general Juan Méndez García, director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), al dar un boletín a la prensa.

A esta altura, Fiona escaló a categoría 2 de las cinco de la escala Saffir-Simpson, según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés),

El COE estima que Fiona seguirá fortaleciéndose y las lluvias continuarán con posibles nuevas inundaciones «catastróficas» durante la noche del martes tanto en Puerto Rico como en el este de República Dominicana. Hay interrupciones del servicio eléctrico en varios sectores, según informó la agencia de noticias AFP.

El COE precisó que 18 de las 32 provincias de República Dominicana, tanto en el norte como en el este, han sido declaradas en alerta roja. Se prevé que en la trayectoria del martes, el centro de Fiona pase cerca de las británicas islas Turcas y Caicos.

El presidente Luis Abinader anunció que tres provincias del este pasan a ser consideradas «zonas de desastre»: La Altagracia -a la que pertenece la turística Punta Cana-, El Seibo y Hato Mayor.

«El ojo del huracán Fiona tocó tierra en la costa de República Dominicana cerca de Boca de Yuma a las 03.30 hora (04.30 hora argentina) con vientos estimados en 150 km/h”, indicó en Twitter el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

República Dominicana suspendió hoy la jornada laboral y declaró en alerta roja a 13 de sus 32 provincias, ubicadas en el norte y este del país, agregó AFP.

Desde el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) se prohibió «el uso de playas y los deportes acuáticos en todas las costas del país», junto con «todas las actividades recreativas en montaña y el uso de balnearios en ríos, pozas, canales y arroyos».

El temporal provocó un apagón general en Puerto Rico desde poco después de las 13 de ayer (14 hora argentina) y más de un millón de personas siguen sin electricidad, informó la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, la empresa pública a cargo de la generación de electricidad.

El director de esa compañía, Josué Colón, indicó que ya se logró reiniciar varios generadores, un primer paso hacia el restablecimiento de la red eléctrica.

Sin embargo, la empresa eléctrica que gestiona el servicio, Luma, advirtió que la provisión tardará días en volver a la normalidad.

En mejores condiciones está la red telefónica, que según el gobernador Pedro Pierluisi opera en un 75% gracias a previsiones que se tomaron tras el paso de otro huracán devastador, el María, en 2017.

Unos 778,320 clientes de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) están sin servicio de agua potable y continúa recuperándose el suministro eléctrico.

«Los daños que estamos viendo son catastróficos en varias áreas», declaró el domingo Pierluisi en rueda de prensa. Las autoridades informaron de daños graves en muchos pueblos de este territorio estadounidense como caídas de árboles y tendido eléctrico, deslizamientos de terreno, derrumbes y obstrucciones en las carreteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: